Informes

Club Atlético Independiente

A 100 años del nacimiento de Pedro Iso

A 100 años del nacimiento de Pedro Iso

Sinónimo de un Independiente glorioso y de honestidad.

16 de Febrero de 2023

Decir Pedro Joaquín Iso es decir Club Atlético Independiente¬. Uno de los mejores dirigentes de nuestra rica historia, y también del fútbol argentino, por estas horas estaría cumpliendo 100 años. Nacido en Bahía Blanca, empezó su carrera de dirigente en la década del 60 cuando el club ganó sus primeras copas Libertadores. Desde la Subcomisión de Obras, justamente construyó su carrera política en la institución de sus amores a quien defendió hasta el día de su último suspiro el 2 de junio de 2011.

Don Pedro fue muy importante en 1976 cuando la Lista Roja recuperó el gobierno del club, siendo el vicepresidente de Julio Humberto Grondona. A los pocos días de asumir su cargo, y como Presidente del Fútbol, contrató a José Omar Pastoriza como entrenador cuando éste anunció su retiro después de terminar su contrato con el Mónaco. Con el Pato en a cargo del equipo profesional, el Rojo a las semanas ganó la Interamericana. Pero había que armar el plantel y renovarlo para pelear el torneo local que no se ganaba desde 1971. No pudo en el Metro, subcampeón de River, pero sí en el Nacional 1977 cuando se ganó el título con tres jugadores menos frente a Talleres y el gobierno militar. Su humildad nunca le permitió decir que fue él quien encabezó la rebelión de no abandonar la cancha a pesar de que Grondona quería retirar el equipo. Pero Iso, de mucha afinidad con Pastoriza, insistió para seguir jugando y la épica más gloriosa que el fútbol mundial recuerde pudo llevarse a cabo.

Después llegó el Nacional 78 frente River, tras el 2-0 del miércoles 10 de enero de 1979. Tres meses después Julio Grondona es elegido presidente de la AFA y Pedro queda a cargo del club. El mandato terminó en diciembre del 81 y el 13 de ese mes fue elegido como presidente hasta 1984. A pesar de las grandes campañas de Nito Veiga, dos veces subcampeón de Estudiantes de La Plata, no dudó en llamar a su amigo el Pato Pastoriza. No se bancó ser segundo y buscó a un ganador nato. Llegó la obtención del torneo de PD 1983 y con todo en busca de la Copa Libertadores 1984 y lo logró. Para luego consagrarse como el mejor del mundo en Japón frente al Liverpool. Se fue de la presidencia y le dejó el lugar a Jorge Bottaro. Volvió a fines de 1987 y otra vez se hizo cargo de una situación complicado de un plantel que había cumplido un ciclo y con Pastoriza firmando para Boca. El mismo Pato le recomendó a Jorge Solari, a quien bancó como a nadie. Sabía que el Indio era un trabajador tremendo y que tenía que hacer cirugía. Fueron seis meses de idas y vueltas, y de varios golpazos en el inicio de la temporada 1988/89. Pero fue un piloto de tormentas de mano firme y todo culminó con la vuelta olímpica.

En 1990 dejó el club con casi 90.000 socios, volvió con Jorge Bottaro en el 93 ocupando un cargo en la directiva, pero tomando protagonismo en el fútbol con la contratación de Miguel Ángel López. Sí, apostó por el Zurdo como en el 81 cuando el Rojo estaba último y lo llevó hasta el quinto puesto. Acá el premio fue mayor con la primera consagración en el Maracaná al ganar la segunda Supercopa.

Su cuarto período como presidente no terminó de la mejor manera y denunció a quienes lo traicionaron de querer llevar a su amado Independiente a una privatización. Justo él, que en sus mandatos el CAI pudo hacerse de las tierras de Villa Domínico y de tener el Centro Educativo en gestiones de transparencia, honestidad y progreso permanente. Nunca gastó más de los que se podía y siempre puso los intereses del Rey de Copas por sobre cualquier hecho o persona. Indiscutiblemente Iso nos marcó un camino que debemos recuperar para volver a ser el Independiente glorioso y confiable. Nos marcó para siempre. Muchas gracias, Don Pedro…

 

ESPACIO PUBLICITARIO

Hasta siempre, Polaco...

Club Atlético Independiente

Falleció Alejandro Semenewicz, uno de los grandes referentes de la década del 70 del Rey de Copas que ganó todo. Abrazo al cielo.