Reserva
14 de February de 2017

“Esta es la parte más dura de la pretemporada”

El preparador físico de la Reserva del Rojo habló con Independiente TV.

A+ A- A=

La Reserva que dirige Fernando Berón realizó la parte fuerte de su pretemporada en Santa Teresita. El preparador físico, Victor Bruentto fue consultado sobre la preparación física del plantel y expresó: "Como toda pretemporada, esta es la parte más dura, donde nos preparamos para recibir grandes cargas de trabajo, acumular mucho trabajo para después transferirlo al ritmo de juego que pretende el entrenador. En esa etapa estamos".

Además, Brunetto analizó los cambios en la preparación de unos años a esta parte y explicó: "Ha cambiado mucho, ha evolucionado mucho. Antes me acuerdo se elegía lugar donde haya montaña, donde haya mucha arena, cuestas. Se fijaba mucho más el entorno que tener una buena cancha de fútbol, y hoy es un poco al revés. Nos fijamos más en tener una buena cancha de fútbol y tener elementos, herramientas como para trabajar mucho más desde lo especifico o con la pelota".

Con respecto al uso de la tecnología, el preparador analizó: "La tecnología nos permite monitorear si esos entrenamiento se parecen o son mejores que los entrenamientos antiguos en una cuesta o en arena y con ese monitoreo nosotros podemos estar tranquilos de que por más que reemplacemos eso entrenamientos antiguos, el jugador igual físicamente va a rendir y va a estar en óptimas condiciones para la práctica de fútbol".

A la hora de hablar de lesionados expresó: "En general estamos bien. No tenemos grandes lesionados. Vale recordar que el año pasado, a esta altura, tuvimos una lesión seria con Ezequiel  Denis quien tuvo una rotura de ligamentos en pleno entrenamiento y hoy en la pretemporada los muchachos están bien".

Para finalizar, el PF especificó los cuidados que tienen que tener los jugadores luego de la pretemporada: "Nosotros empezamos en Dominico con un chequeo. Arrancamos el lunes 9 de enero. En esa semana se hicieron chequeos clínicos, análisis de sangre y orina, electrocardiograma y una valoración clínica; el nutricionista hizo las medicines antropométricas, se tomó el peso y las medidas.  En la segunda etapa quedan algunos estudios de mayor complejidad. Digamos que ya arrancó en la primera semana de Domínico. Acá lo que hacemos en un control clínico diario, un trabajo kinésico intenso porque hay sobrecarga, esfuerzo y la alimentación la compaginamos con el nutricionista y con la gente del hotel que es muy amable. Es una alimentación variada, con un fuerte incremento calórico al mediodía, con aporte de pastas en general y una dieta variada por la noche. Es desayuno, almuerzo, merienda y cena. La merienda es muy frutal porque vamos a entrenar, es constante aporte de frutos y nutriente y un suplemento de vitaminas que se da diariamente".